IL PROFUMO DEL PANE

El perfume del pan. Huele tan bien que esta mañana no podía despegarme de la bolsa. También hemos ido a lo de un señor que hace quesos; en su heladera además tiene leche, unas cajas con huevos, varios tipos de quesos, jamón y salame.

La materia prima de aquí es increíble, la calidad es lo natural y de ahí se cuentan todas las historias. Nuestras mañanas se han vuelto un paseo luego de dejar a las niñas en la escuela, recorremos los pueblitos de la vuelta (a veces nos hemos ido un poco más allá, cómo el día que fuimos a Trento por una hora) y así vamos descubriendo.

Mamá me cuenta que uno de los recuerdos más grabados en el corazón que tiene de su padre, es cuando se perdían por los caminos rurales, buscando remates y sitios nuevos por descubrir. Parece ser que los recuerdos que más adora el corazón son los más sencillos.